lunes, 1 de junio de 2015

Regalo de aniversario



Estoy enfermo... El problema es que mi enfermedad esta destrozando la vida de la persona que mas amo en el mundo: mi esposa.
Ella era una mujer brillante, activa y capaz, era alegre, siempre estaba riendo y haciendo reír. Ahora, su mirada es triste, siempre desvía los ojos hacia el suelo, llora cuando está a solas. Es por culpa de mi enfermedad. Hoy hace seis años que la lleva sufriendo sin que yo pudiera hacer nada por evitarlo...
Ahora, aquí tumbado en el cuarto de baño, viendo la sangre fluir desde mis muñecas, me siento un buen marido por primera vez. Ya dejará de sufrir... No volveré a maltratarla.

5 comentarios:

  1. Totalmente reflexivo. Me ha encantado. Si todos hicieran lo mismo, no habría tantas muertes. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, ojalá más hombres vieran eso como una enfermedad en lugar de "una forma de ser". Saludos y buen inicio de mes y semana...

    ResponderEliminar
  3. Qué fuerte tu relato. Te comenté en gmail porque me tarda en cargar las páginas. Un maltratador o maltratadora no sé sin o no enfermos pero si sé que son egoístas y no quieren cambiar. Es el tope ese final, no llegó a dejarla libre!! Bueno, un micro genial y me alegro de verte más a menudo por aquí. Un enorme abrazo

    ResponderEliminar
  4. Hola Miguel Angel,
    Con la primera lectura, interpreté que la había dado muerte y como consecuencia de ello, le corría la sangre por las muñecas. Pero en una segunda lectura, veo más lógico el pensar que se cortara las venas. ¿Puede ser que hayas querido ofrecer esa doble lectura, jugando con la ambigüedad? ¿o me lo parece a mí? Tiene más sentido la segunda opción. Sobre todo, porque es una manera de redimirse del daño que ha infligido, si bien, no sería la solución más correcta.
    Realmente aterrador. ¡Cuánto expresas en un micro tan corto y tan intenso a la vez! Tus palabras y expresiones están meticulosamente elaboradas, estudiadas al milímetro para crear ese efecto esquemático y directo. ¡¡El relato es sencillamente brillante y sublime!!
    Como yo digo, eres un CRAC, amigo. Lo compartiré, como siempre hago, te lo mereces.
    Fuerte abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno tu micro, Miguel Angel, aunque duro. Parece que este maltratador sí lamentaba su actitud y la vivía con angustia, como una enfermedad de la que no podía librarse y seguir vivo. Siendo así, quizás lo más generoso es tomar la decisión que él tomó... no sé, es un tema que da mucho que pensar.

    Genial micro, sobre todo por el gran argumento y la escasa longitud. Bien por tí!!

    Un abrazo.


    Un abrazo!!

    ResponderEliminar