jueves, 20 de noviembre de 2014

Lo que queda


¡Oye! El viento grita entre callejones una leyenda de amor y muerte. Esa que solamente debió de ser romance trágico. Un drama para hacer llorar a frágiles adolescentes. En un eco escuché tu nombre con lástima. Un silencio esquiva pronunciar el suyo con temor ¿Qué dolor tan enorme esconderá la historia para haber sido enterrada en el sepulcro del olvido? ¿O que pasión tan fuerte movió la losa para permanecer en los rumores de los días? Porque cuando estudio tu rostro, tras un gesto de rompiente dolor, encuentro escondida en lo más profundo una cálida sonrisa por los tiempos felices.

14 comentarios:

  1. Como siempre.Un talento para expresar sentimientos de forma contundente.Felicitaciones y me saco el sombrero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Jorge, comentarios tan amables le dan sentido a esto. Un abrazo!

      Eliminar
  2. En el fondo siempre hay algo de luz. Impresionante Miguel Ángel. Abrazote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada se acaba, todo sigue vivo dentro, a veces nos obcecamos en olvidar que somos o hemos sido felices. Gracias manita!

      Eliminar
  3. Esas cenizas arden, queman de seguro. Muy bueno Miguel, me gustó el micro, el amor y el desamor inspiran.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las cenizas te pueden calentar en la noche más oscura, y tienes razón el desamor está en tantos versos como el amor. Gracias Al!

      Eliminar
  4. Amor y tragedia, una combinación que me encanta. Me sorprende la facilidad que tienes para recrear determinados ambientes y ponernos sin esfuerzo en situación. Bien por tí, estupendo relato!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, es el lector el que lo pone fácil cuando sabe ponerse en situación. Muy amable Julia!

      Eliminar
  5. Hola Miguel Ángel
    Sensacional.
    Al final una reflexión que nos lleva a investigar en los más íntimos secretos.
    Me ha encantado.
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Lucía! si te hice reflexionar conseguí el objetivo de no dejar indiferente. Prueba superada! Otro abrazaco para ti!

      Eliminar
  6. Muy hermosa y poética esta prosa, querido Miguel Ángel. El recuerdo de tiempos felices es en este caso el motivo de inspiración de tus letras. Besos y muy feliz finde. Ya sabes que estos días no me prodigo demasiado por estos lares por falta de tiempo, pero siempre os echo de menos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con un guiño de vez en cuando iluminas mucho. Gracias por pasar y adornar mi rincón. Un abrazo!

      Eliminar
  7. Una prosa poética sorprendente la tuya, Miguel Ángel.
    Cada frase es buenísima.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias jefe! Me elevas con semejante piropo!

      Eliminar