miércoles, 3 de junio de 2015

El adiós



La cerradura esta echada con cuatro vueltas,
además es blindada la puerta.

Las ventanas selladas y protegidas con rejas
y las persianas bajadas.
Alarma, cerrojos, cadenas.

He tapado los desagües, las rendijas, la mirilla.
Ya no quiero ver a nadie
ni ese sol que tanto brilla.

Ni un hilo de luz que inunde de penumbra
mi oscuro pequeño mundo,
mi hermosa y eterna tumba

9 comentarios:

  1. Un tipo un tanto solitario, ¿no? Encerrado sin dejar que pase el más mínimo rayo de luz... Y para llamarlo "hermosa y eterna tumba"... Me ha dado un escalofrío... Oscuro y siniestro, creo yo.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Hay quien muere y hay quien elije estar como muerto, o eso me parece al ver la actitud del protagonista. Siniestro y misterioso, me quedo con ganas de más... :)

    Muy bueno, Miguel Angel!!

    Un abrazo y feliz jueves.

    ResponderEliminar
  3. Los objetos que vemos negros son aquellos cuya superficie absorbe toda la luz. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Una auténtica despedida a todo lo que nos rodea, un entierro de la realidad que hay ahí fuera, más allá de nosotros. De un modo poético nos encierras a oscuras para decir adiós a todo lo que fue, y a todo lo que podría haber sido. Frío y contundente.
    Saludos, Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
  5. Una despedida del mundo en toda regla. Escalofrío me ha dado.
    Estupendo tu pequeño escrito.
    saludos

    ResponderEliminar
  6. Qué fuerte resulta leer, pues se siente esa avasalladora soledad voluntaria, ése negarse al mundo y vivir encerrado en sí mismo sin dejar que ningún sentimiento penetre esa alma... Realmente muy bien expresado, da un vivo sentir.
    Felicitaciones Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
  7. Qué fuerte resulta leer, pues se siente esa avasalladora soledad voluntaria, ése negarse al mundo y vivir encerrado en sí mismo sin dejar que ningún sentimiento penetre esa alma... Realmente muy bien expresado, da un vivo sentir.
    Felicitaciones Miguel Ángel.

    ResponderEliminar
  8. Gracias amigos! Al final estáis inundando mi negro agujero de esa maravillosa luz que desprendéis, no sabéis cuanto lo agradezco! Se os quiere!!! Un fuerte abrazo!!!

    ResponderEliminar